Beatriz Larrauri Terapia Visual

REFLEJOS PRIMITIVOS

REFLEJOS PRIMITIVOS

Se denomina reflejos primitivos a aquellos reflejos que tenemos los seres humanos en el principio de nuestra vida, algunos  ya desde el vientre materno. Nos sirven principalmente para sobrevivir: agarrar, alimentarse, moverse, protegerse, desarrollar nuestro sistema psicomotor  e interactuar con el medio en las primeras etapas de la vida. Son reflejos de acción-reacción (como ocurre cuando das con martillito en la rodilla, que se mueve la pierna). Es conveniente tenerlos en las primeras etapas de la vida, pero tienen que ir inhibiéndose a lo largo del desarrollo, para que haya un buen desarrollo psicomotor (incluido el psicomotor visual). Unos reflejos los tenemos al nacer, otros van apareciendo en las primeras etapas y otros desparecen para dejar paso a unos nuevos. Es importante tenerlos a su debido tiempo y que se inhiban a su debido tiempo también. Si esto no se desarrolla con normalidad, tendrá consecuencias más adelante en el aprendizaje escolar, es más ya da problemas en el aprendizaje motor  inicial del niño . Ya que nuestro sistema neurológico se desarrolla gracias a esos reflejos, a la inhibición de los mismos y a los movimientos que hacemos en las primeras etapas de la vida que sustituyen a esos reflejos.

Para los optometristas comportamentales es muy importante evaluar la presencia de esos reflejos primitivos, para saber si están puestas las bases de un buen funcionamiento del sistema visual.

Los optometristas comportamentales necesitamos saber el desarrollo motor y su integración con el sistema sensorial.

El bebé va inhibiendo los reflejos primitivos realizando ciertos movimientos motores, que son la base del sistema visuoespacial.  La presencia de reflejos primitivos no integrados va a dificultar la libertad de movimiento guiado visualmente, la integración de conceptos visuo-espaciales y la coordinación ojo-mano. Además puede causar dificultades oculomotoras, insuficiencias acomodativas y disfunciones binoculares.

¿Cuáles son esos reflejos primitivos y como afectan al aprendizaje?

 

Reflejo Tónico Laberíntico

Según se va integrando este reflejo,  se va definiendo en el ser humano el equilibrio, la sensación de profundidad al desarrollar la convergencia visual, lo que es la parte de delante y de atrás del cuerpo, el control de la gravedad, el tono muscular y la sensación vestibular del oído.

Cuando alguien no lo tiene integrado suele haber los siguientes problemas: dificultades para levantar la cabeza (esta puede estar inclinada hacia delante o de lado), musculatura de cuello débil (suelen “necesitar sujetarse” la cabeza con la mano), postura encorvada, bajo tono muscular y articulaciones hiperflexibles, dificultades para levantar los brazos o para trepar, mal funcionamiento de los músculos oculares y tendencia al estrabismo, problemas de equilibrio, dificultades para captar la profundidad y las distancias, pobre destreza motriz, tono muscular hipotónico, falta de energía, etc. Algunos síntomas son: torpeza para bajar escaleras, vértigos,  que no le guste el balanceo del columpio, estar cansado continuamente, ir andando o sentarse “enchepado”.

Este reflejo define la verticalidad

Reflejo Tónico Asimétrico del Cuello

Cuando está integrado nos ayuda a definir las dos mitades simétricas de nuestro cuerpo y a unirlas en un punto medio, madura la lateralidad de los sentidos y hemisférica y desarrolla visualmente la destreza del seguimiento visual.

Pero cuando alguien no lo tiene integrado, el niño tendrá dificultades para hacer movimientos cruzados y cruzar su línea media corporal, puede andar en amblar (pierna derecha con brazo derecho y viceversa), al girar la cabeza hacia un lado el equilibrio se ve afectado, les suele resultar difícil montar en bici, tienen una pinza escribana muy tensa (lo que dificulta su escritura), para no tener que cruzar la línea media algunos de estos niños giran el papel 90º y escriben verticalmente, pueden tener dificultades para escribir un ocho, tienen una visión binocular deficiente, y a veces astigmatismo y/o estrabismo, suelen tener tensión y dolor de espalda y cuello, hombros y caderas, no distinguen  la derecha de la izquierda, tienen problemas de orientación espacial, de lectura, incluido la dislexia y de  lateralidad, suelen tirar sin querer las cosas de la mesa al girar la cabeza, tienen dificultad para hacerse la lazada de los zapatos.

Este reflejo define la izquierda y la derecha

 

Reflejo Tónico Simétrico del Cuello

Este reflejo nos ayuda a desarrollar la acomodación  ocular (pasar de mirar lejos a mirar cerca y a la inversa), a independizar el movimiento de la parte superior del cuerpo del movimiento de la parte inferior y a desarrollar destreza motriz. Los niños que no han integrado este reflejo bien y el anterior, les va a ser muy difícil gatear y luego andar y correr con soltura.

Cuando alguien no lo tiene integrado, le suele ocurrir que, se sienta como un saco de patatas, termina tumbado sobre la mesa al leer o escribir o bien se sujeta la cabeza con la mano para evitarlo, tiene dificultad para mantener la postura erguida así que suelen sentarse con las piernas en forma de “W”, tiene problemas de acomodación y de enfoque a distancias cortas y largas, tiene dificultad para seguir un objeto en movimiento, evita los juegos de pelota, tiene problemas en la visión binocular, debilidad en los brazos y dificultad para hacer la voltereta, puede generar problemas de atención.

Este reflejo nos ayuda a definir la parte superior y la parte inferior de nuestro cuerpo.

 

Reflejo Espinal Galant  

Este reflejo se considera importante para la conducción de las vibraciones a lo largo del cuerpo del feto y para el desarrollo vestibular. El reflejo ayuda a bajar por el canal del parto.

Cuando una persona no ha inhibido ese reflejo, tendrá tensión en la parte posterior de la piernas y será torpe en la parte inferior de su cuerpo. Suelen ser niños movidos e hiperactivos. La ropa ajustada, los cinturones o el roce de la silla pueden activar el reflejo y hacer que el niño se mueva.

Reflejo Espinal Pereze

Surge en el nacimiento.

Si permanece activo en el niño, suelen ser muy sensibles en la espalda dorsal y se sienten incómodos cuando hay gente detrás de ellas (por eso suelen colocarse con la pared detrás), suelen tener problemas para dormir boca arriba, suelen ser inquietos motrizmente, le es difícil permanecer sentado durante períodos largos de tiempo y en general, le cuesta concentrarse.

Reflejo de Babinski

Es importante para preparar los pies para caminar e influye no sólo en la habilidad para moverse con los pies, sino también con las piernas.

Si el reflejo está activo más allá de los dos años de edad, suele dar problemas de pies planos, no les gusta caminar y son lentos.

Reflejo de Babinski y plantar

Si este reflejo no está integrado, puede haber tensión en las mandíbulas, puede producir problemas fonológicos y dificultades para percibir los sonidos.

Reflejo de Babkin

Lo necesita el bebé para amamantarse.

Si no está inhibido, tendrá problemas de control motriz de sus manos: dificultad para atarse los cordones, para abrocharse los botones, tendrá mala grafiía, a menudo hacen movimientos con involuntarios con la boca y con la lengua cuando ecrben, tocan un instrumento o utilizan unas tijeras.

Reflejo agarre

Es importante para la coordinación ojo-mano, el desarrollo de la visión binocular,  y la cooperación entre los dos hemisferios.

Si el reflejo no está integrado, el niño puede tenr problemas con el control motriz de sus manos, tendrá mala grafía y deficiente motricidad fina, cogerá mal el lápiz (con tendencia a presionarlo en exceso).

 

Reflejo Hands Pulling

Necesario para que los bebés se acerquen cosas con las manos y los brazos.

Si no se inhibe adecuadamente puede causar tensión en los antebrazos y dificultar la escritura.

 

Reflejo de Landau

Ayuda al bebé a aumentar el tono muscular de la espalda y del cuello en la posición boca abajo, para que el niño pueda levantar la cabeza y liberar sus brazos, de manera que pueda coger cosas y llevárselas a la boca. Esto le ayudará al desarrollo de la visión cercana y a la visión tridimensional.

Si no está integrado, el niño será torpe en la parte baja del cuerpo y puede tener tensión en la parte posterior de las piernas, la cooperación entre la parte superior e inferior del cuerpo será difícil, ya que cuando la cabeza se inclina hacia atrás las piernas se estiran.

 

Reflejo de Moro y Miedo paralizador.

Cuando se activa los mecanismos de defensa del cuerpo lo hacen también: el sistema nervioso simpático y las glándulas suprarrenales se estimulan y las hormonas de estrés como la apinefrina y el cortisol se liberan. La epinefrina causa que los sentidos están hipersensibles.

Si el reflejo del Moro no está integrado, pueden ocurrir las siguientes cosas en uno o más sentidos:

Vista: pupilas dilatadas que reaccionan lentamente a la luz, lo que causa mala visión en la penumbra e hipersensibiliad a la luz. Tendencia a cruzar los ojos tanto a distancias cercanas como lejanas

Oido: hipersensibiliad a los sonidos o a ciertos sonidos, dificultades para excluir sonidos de fondo.

Equilibrio: hipersensibilidad ante la estimulación vestibular, mareos con el movimiento, probemas de equilibrio

Tacto: hipersenciblilidad

Sentido propioceptivo: hipersensibilidad en los cambios repentinos de posición

Un reflejo del moro no integrado puede causar agotamiento y fatiga crónica.

 

Una no integración de gran parte de los reflejos primitivos implica una inmadurez neurológica que hay que solventar mediante la terapia de movimientos rítmicos, que es un programa personalizado de ejercicios que ayudará a integrar dichos reflejos y organizar neurológicamente su funcionamiento para poder realizar las tareas cotidianas que en la actualidad le es de especial dificultad.